A mediados de septiembre de 1976 grupos de tareas de la dictadura militar secuestraron, torturaron y, en algunos de los casos, desaparecieron a jovenes estudiantes en su mayoría menores de 18 años, militantes o ex-militantes de la UES -la "rama" del movimiento peronista que nuclea a los estudiantes secundarios. El episodio se conoce como la noche de los lápices y se fecha el 16 de septiembre, aunque los secuestros no se realizaron todos el mismo día. En la actualidad se recuerda el suceso y se resignifica la militancia de aquellos estudiantes desde distintas corrientes ideológicas o políticas; especialmente desde las corrientes nacional-populares y algunas de izquierda.
La breve referencia del párrafo anterior se basa en la entrada de Wikipedia en español. Y he considerado esa fuente porque hace unos días esa misma entrada contenía expresiones panfletarias que no guardaban absoluta relación con una descripción plausible de lo sucedido ni con los estilos de las entradas más sólidas de wikipedia.

Obelisco vestido de lápiz. Foto Clarín.

Tal era la distancia entre lo escrito y el tópico sobre el que se escribía, tales eran las pistas que surgían del tipo de recursos retóricos que se ponían en juego en la primera versión, que podía entreverse fácilmente las intenciones falaces y el intento de agravio explícito e implícito de la misma. El diario Clarín lo denunció, y tiempo después la entrada fue modificada y semiprotegida debido a la caterva de correctores que aparecieron. Según el mismo diario, Felipe Solá -actual gobernador de la provincia de Buenos Aires- y Alicia Pierini, se mostraron preocupados y con intenciones de denunciar a wikipedia, respectivamente. La distorsión histórica de la que hablan en efecto sucedió. Pero los funcionarios mencionados evidencian una notable falta de conocimiento y asesores sensatos, cuando pretenden acusar a wikipedia de falsear los hechos, sumándose a aquellos que cuestionan al emprendimiento, por otros motivos. Los funcionarios parecen emitir un juicio crítico e ideológicamente asentado, pero esos mismos juicios pasan a ser parte de los pronunciamientos que enfrentan a los procedimientos colectivos de producción del conocimiento (como wikipedia) con argumentos de autoridad. Ya hemos hecho mención aquí y acá sobre este tema. ¿Qué hará Felipe Sola con aquellos funcionarios que forman parte de su cliqué que se supieron poner bien a la distancia de los principios ideológicos de los sobrevivientes de la noche de los lápices? (allí no es suficiente el silencio.) ¿En qué tribunal denunciaría las extrañas elipsis, los sintomáticos olvidos que durante años surgieron en libros como el de María Seoane sobre la existencia de algunos sobrevivientes como Emilce Moler?
Se puede recordar y reflexionar sobre el pasado pero no se puede denunciar cualquier cosa ni acusar sin fundamentos: ese es el motivo por el cual la idiota entrada que inicialmente apareció en wikipedia debió modificarse; y no otro. Por el mismo criterio Solá y Pierini deberían, también, corregir sus entradas.